TEMA 21 2°A “Arte mexicano del siglo XX y SATURNINO HERRAN”

El arte del siglo XX en México se caracterizó por la su “MODERNIDAD” impuesta desde el Porfiriato y sus tendencias afrancesadas.
A principios de siglo se dan más las temáticas nacionales cotidianas, históricas y naturalistas; en cambio para finales de siglo se dio paso a la influencia de diversos factores como la publicidad y los medios masivos de comunicación, tanto nacionales como de influencia extranjera.
Música.- Empieza a desarrollarse el rock y con él diversas formas de pensamientos. Por ejemplo: Hippies
Cine.- paso de temáticas campiranas de charros a temáticas de la vida cotidiana del mexicano .
Literatura..-
-Juan Rulfo “El llano en llamas”
-Octavio Paz
-Juan José Arreola
-Carlos Pellicer
-Jorge Cuesta
-José Gorostiza
Artes plásticas.- (1920-1950)
Muralismo:
-Diego Rivera
-José Clemente Orozco
-David Alfaro Siqueiros
Escuela Mexicana:
-Rufino Tamayo
-Jorge González Camarena
-Francisco Zúñiga (escultor)
SATURNINO HERRAN
    Nacido el 09 de julio 1887 en la ciudad de Aguascalientes. En 1897 tomó clases particulares de dibujo en su ciudad natal y en 1901 ingresó en la Academia de Ciencias de Aguascalientes.
Pintor mexicano. Inició sus estudios de dibujo y pintura con José Inés Tovilla y Severo Amador; posteriormente estudió con los maestros Julio Rúelas, el catalán Antonio Fabrés, Leandro Izaguirre y Germán Gedovious.
Herrán pintaba majestuosa de los indígenas mexicanos, dándoles fuerza y la dignidad heroica. En 1910 participó en la exposición conmemorativa del centenario de la Independencia de México. Sus figuras se han asociado con las tradiciones del arte español, en particular la obra de Velázquez y José Rivera , y también del modernismo catalán. Debido a la calidad de Herrán como colorista, no es de extrañar que de vez en cuando diseñó las vidrieras y fue ilustrador de libros experimentados.
La ambición de ser un pintor muralista apareció al final de su breve carrera, y en 1911 completó pinturas a gran escala en la Escuela de Artes y Oficios.
Casi al término de su muy corta carrera comenzó a trabajar en ambiciosos proyectos de pintura mural: a partir de 1914 y hasta el final de su vida, produjo un conjunto de magníficos diseños sobre Nuestros Dioses. En éste y en otros sentidos, Herrán fue un precursor insoslayable del Muralismo Mexicano.
Entre las obras de Saturnino Herrán destacan: Labor o El Trabajo, Molino de vidrio y Vendedoras de ollas, La leyenda de los volcanes, La cosecha, Vendedor de plátanos, La criolla del rebozo, La ofrenda y El jarabe, Mujer en Tehuantepec, Mujer con calabaza, El cofrade de san Miguel, la serie criollas y el tríptico Nuestros dioses antiguos. Su obra se inspira básicamente en el México precolombino y en sus costumbres populares y la gente del pueblo
Su prematura muerte a la edad de 31 años, privó a la pintura mexicana de un verdadero talento. Su esposa fue Rosario Arellano con la que se casó en 1914.
Murió en la Ciudad de México, en octubre de 1918

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: